Duerme en una habitación fresca con biofotones y mejorarás tu salud

Dormir en una habitación fresca pero bien abrigado, tiene muchos beneficios para nuestra salud.

A medida que se acerca la noche, la temperatura de nuestro cuerpo desciende de forma natural, lo que nos indica que es hora de reducir la velocidad y descansar un poco. Al mantener el dormitorio más fresco, estamos reforzando el instinto natural de nuestro cuerpo para dormir. Si la habitación está demasiado caliente, podría bloquear esta señal y hacer que tardemos más en conciliar el sueño. Según el neurólogo Christopher Winter, experto en sueño y autor de “The Sleeping Solution”, la temperatura ideal del dormitorio es entre 15,5 y 19,5 grados centígrados y nunca debe de bajar de los 12 º C.

Durmamos a temperatura fresca, bien protegidos con varias mantas en lugar de una sola gruesa ya que el aire es un conductor de calor muy pobre, por lo que atraparlo entre diferentes capas hace que el aislamiento sea mayor, conservando la mayor parte posible de la temperatura corporal. Las capas tienen también la ventaja de que podemos eliminar o agregar más capas en función de lo que necesitemos.  De esta manera nos quedaremos dormidos más rápidamente, mejorando la calidad del sueño, disminuyendo el riesgo de enfermedad, además las habitaciones más frescas invitan al cuerpo a producir melatonina. Además de promover el sueño, la melatonina es también una poderosa hormona antienvejecimiento y ayuda a la pérdida de peso. Cuando tenemos suficiente cantidad de melatonina y serotonina descansamos mejor y nos sentimos más felices.

Dormir en una habitación con una temperatura ambiente de entre 15,5 y 19,5 º C. mejora el estado de ánimo, nos ayuda a controlar el estrés, especialmente a las personas con un cerebro hiperactivo que les mantiene despiertos por las noches dándole vueltas a los problemas después de un día estresante. Todo son ventajas y además ¡ahorraremos calefacción!

Os proponemos las mantas de biofotones  que además de ser fabulosas para pasar las noches en nuestra habitación fresca nos ayudarán a mejorar nuestro día a día, sobre todo cuando la apatía y las molestias físicas se convierten en compañeros permanentes de nuestra vida cotidiana, porque cuando nos sentimos agotados y faltos de impulso, significa que nuestro cuerpo necesita BIOFOTONES. Al igual que los teléfonos o las tablets, nosotros tenemos también una batería que se va agotando con el tiempo y por eso aquellos que cargan sus reservas de energía a tiempo, se mantienen más saludables y eficientes.

La excelente calidad y confección de las mantas alemanas de biofotones las convierten en imprescindibles para todos los hogares, para dormir y para el sofá pero también para la recuperación deportiva, para estudios de yoga, fitness y deportes. Y no sólo para adultos y niños sino también para nuestras mascotas grandes y pequeñas, incluyendo caballos. Disponibles en muchos tamaños y colores, suaves y delicadas.

Con nuestras, mantas, bufandas, ponchos, vendas, peluches de biofotones recargamos nuestro cuerpo con las partículas de luz que revitalizan el funcionamiento celular ayudando a aumentar las defensas, a combatir el estrés, y agotamiento extremo.

Ponte en forma llenando tus reservas de energía con biofotones.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES

[social_warfare]

Suscríbete a nuestro newsletter, y llévate un vale descuento del 5% para tu próxima compra en nuestra tienda virtual

0