¿Cómo relajarse antes de ir a dormir?

El otoño y el invierno son meses en los que el cuerpo nos pide descansar y dormir más. El poder descansar y recargar pilas es posible cuando sabemos relajarnos, y aunque parezca que saber relajarse debería ser lo más sencillo del mundo, el ritmo que nos impone la vida moderna hace que relajarse sea todo un reto. Sin embargo, es imprescindible para nuestra salud y nuestro bienestar.

Nos pasamos el día sobre estimulados y nuestros sistemas nerviosos están saturados. Estamos rodeados de tecnología y aparatos electrónicos:  el ordenador, el teléfono móvil, la televisión etc se han convertido en nuestro día a día.

Este entorno acelera nuestro ritmo interno y nos distrae, dispersando nuestra atención y haciendo que estemos siempre pendientes del paso siguiente,  lo cual nos agota y acabamos llegando al final del día exhaustos y como si hubiésemos participado en una maratón!

No hace falta irse a una isla desierta para huir del mundo moderno, incorporar hábitos saludables que nos ayuden a relajarnos como parte de nuestra rutina diaria es mucho más sencillo y eficaz.

Un buen momento para hacer esto es antes de irse a dormir. Con tan sólo 15 minutos que dediquemos a nuestra práctica de relajación, podemos mejorar nuestra calidad de vida y de sueño mucho más de lo que imaginamos.

Hay muchas posibles prácticas entre las que podemos escoger, y es una decisión muy personal. La meditación, los ejercicios de respiración relajante, los baños de sal del mar muerto, son muy buenas opciones.

Si todo esto nos resulta demasiado esfuerzo, os proponemos el aparato Chi-Pro plus. Este aparato está inspirado en la medicina tradicional China y es de muy fácil uso.

Estirados sobre una colchoneta o alfombra, nos pondremos cómodos y colocaremos los tobillos sobre este aparato. Con este objetivo en concreto, recomendamos seleccionar el programa Auto-3 que es el de relajación.

Durante 15 minutos, el aparato oxigenará nuestro organismo y nos moverá todo el cuerpo con movimientos oscilatorios muy suaves y placenteros que nos irán descontracturando poco a poco. La mente se irá calmando y relajando, mientras nuestros bloqueos energéticos se irán desbloqueando y  sentiremos una sensación placentera y de bienestar que nos calmará y relajará  profundamente.

Cuando se acabe el programa, te recomendamos que te quedes un par de minutos antes de levantarte lentamente, para poder disfrutar y saborear ese cosquilleo agradable de la energía que fluye libremente por tu cuerpo. Irse a dormir después de haber hecho este programa es un gran regalo a nuestra salud y nos ayuda a disfrutar de un descanso más profundo, relajante y regenerador.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

COMPÁRTELO EN REDES SOCIALES

Suscríbete a nuestro newsletter, y llévate un vale descuento del 5% para tu próxima compra en nuestra tienda virtual

0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad