La cúrcuma, remedio eficaz para la artritis

La cúrcuma es una planta utilizada como especia en la cocina, cuyo color amarillo no pasa desapercibido.

Pero la cúrcuma no solo tiene su función en la cocina, sino que también es utilizada como medicina natural desde hace miles de años por sus propiedades antiinflamatorias.

curcuma2El principio activo de la cúrcuma es la curcumina que se encuentra en la raíz de la planta y es responsable de su color amarillo brillante.

En la India se utiliza en el tratamiento de flatulencias, ictericia, dificultades menstruales, orina sanguinolenta, hemorragias, dolor de muelas, hematomas, dolor en el pecho y cólicos; además, a menudo se aplican cataplasmas de forma tópica para aliviar la inflamación, el dolor en músculos y articulaciones, ya que afecta a las terminaciones nerviosas anulando la sustancia P (SP), neurotransmisor de los receptores del dolor. El consumo suele ser entre 80-200 mg por día, y las dosis terapéutica más común es de 400-600 mg.

En la medicina China es utilizada como analgésico, especialmente para aliviar el dolor en golpes, hematomas y lesiones, además de estimular la producción de la energía vital (Qi), la energía de la vida, es la fuerza vital esencial que anima todas las formas de vida del universo.
En Occidente numerosos estudios han demostrado las propiedades medicinales de la cúrcuma, siendo incluso superiores a las de algunos fármacos convencionales.  La cúrcuma está reconocida como un poderoso antiinflamatorio y analgésico natural de gran potencia.

Cuando la artritis reumatoide se manifiesta en nuestro cuerpo, las articulaciones se ven afectadas y el resultado es hinchazón y dolor.  Estos síntomas dificultan el movimiento con el paso del tiempo.  La cúrcuma para la artritis es efectiva debido a su contenido en curcumina, que funciona como un agente antiinflamatorio.

Este efecto terapéutico en pacientes con artritis se ha corroborado por una serie de estudios.  De hecho, en algunos estudios se ha comprobado que el poder terapéutico de la cúrcuma puede ser incluso superior al de los fármacos para el tratamiento de la artritis.  Un estudio del 2012 comparó los beneficios terapéuticos de la curcumina en comparación con fármacos para la artrosis (diclofenaco sódico) en pacientes con artritis reumatoide.  Se dividió a los pacientes en tres grupos: los tratados únicamente con curcumina, los tratados únicamente con diclofenaco sódico, y los que tomaron una combinación de ambos.

El grupo de pacientes tratados con curcumina mostró un índice de mejoría muy superior a los tratados únicamente con diclofenaco sódico.  Además, el tratamiento con curcumina no presenta los efectos secundarios del tratamiento farmacológico, como son problemas cardíacos o intestinales.

La cúrcuma puede ser utilizada tanto por vía tópica como de manera interna (en polvo o cápsulas).  Para optimizar la absorción de la cúrcuma, se recomienda tomar cúrcuma de alta calidad y en un formato que optimice su absorción (por ejemplo, mezclada con pimienta negra).

0

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?